Las limpiezas de conductos en Bilbao son tareas cada vez más demandadas. Es por esto que a la hora de optar por una empresa que se desempeñe en este ámbito, se recomienda tener en cuenta algunos aspectos sugeridos y regulados por el C.T.E.

A raíz de la publicación en 1999 de la Ley de Ordenación de la Edificación, que tiene como principal objetivo regular este sector, se publica el Código Técnico de la Edificación, o CTE, donde establecen las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad, y entonces las limpiezas de conductos en Bilbao se dispararon. Dentro de estos requisitos se encuentran los que establecen la periodicidad para el mantenimiento y conservación de: aberturas, conductos, filtros, aspiradores híbridos, mecánicos y extractores.

En todos los casos, la periodicidad mínima para operaciones de limpieza es de 1 año, mientras que para los conductos, además, se estipula una comprobación de la estanquidad aparente de los mismos cada 5 años. Las campanas extractoras, con superficie mayor de 2 m2 y situadas sobre zonas de cocina, deben someterse a limpieza periódica con una frecuencia mínima de 6 meses.

Esta legislación también establece la responsabilidad del cumplimiento de dichas condiciones de seguridad, así como el correcto funcionamiento de todas las instalaciones contempladas, siendo el dueño o titular de la empresa quien debe responder por su implantación. Por tanto, si contemplas la limpieza de conductos, una de las ventajas de contar con el asesoramiento y servicio de una empresa seria, responsable y contrastada, es que, al ser empresas registradas en los correspondientes órganos competentes, dicha responsabilidad es asumida por la empresa prestadora del servicio de limpieza.

En Limpiezas Kodi somos un equipo de profesionales con amplia experiencia en el sector. Empresa acreditada y asociada a ITEL, el Instituto Técnico Español de Limpieza.